Xela, libro y hospitalidad

 

En De Museo, en Xela, acompañé a Rodrigo Fernández Ordóñez a la presentación de su libro Anatomía del conflicto armado interno, orígenes de la Guatemala contemporánea, el 16 de junio del 2024.

Rodrigo Fernandez Ordoñez y Luis Figueroa conversando sobre Anatomía del enfrentamiento armado. Foto por Raúl Contreras.

Disfruté mucho la experiencia porque el público quetzalteco siempre es curioso y conversador; y porque cada vez que uno platica con el autor descubre novedades no sólo del libro, sino acerca del tiempo de la violencia y su contexto.

Puedes ver aquella conversación en este enlace.  

Rodrigo Fernández Ordóñez y Yours Truly en De Museo. Foto por Luis Figueroa.

Además, el día anterior participé en un almuerzo -sobre el mismo tema- con otro grupo de quetzaltecos y algunos de ellos hicieron sus aportaciones en términos de recuerdos y experiencias.

Templo de Minerva en Quetzaltenamgo.

Un viaje a Xela con propósitos académicos ya de por sí es un placer; pero se eleva el nivel de la experiencia por la hospitalidad generosa de los quetzaltecos, por el clima y por la belleza de la ciudad y porque esa urbe debería ser un destino gastronómico.

Mausoleo de don Manuel Estrada Cabrera, en el abandono, en Quetzaltenango.

Para comenzar -Raúl, Mayra y el Arquitectono- nos alojamos en Parques don Regino donde fuimos generosamente hospedados por su propietario Hugo Siliezar.  Conocimos su estupenda colección de automóviles antiguos y por supuesto que nos tomamos fotos.

@luisficarpediem

Los carros de Hugo en Parques don Regino en Quetzaltenango #automoviles #coleccion #autosantiguos #quetzaltenango #xela #parquesdonregino #luisfi61

♬ sonido original – Luis Figueroa

¿Cómo no íbamos a comer en Tertulianos y La Stampa que son dos de nuestros lugares favoritos? Y conocimos Giardino y Nonno´s que fueron un gran descubrimiento. Un día, en el apartamento, desayunamos deliciosos tamales de arroz y pan dulce quetzalteco con café de la región.

Xela es una ciudad bellísima. 

El domingo en la mañana, y bajo la lluvia, Raúl y yo fuimos a la Terminal y al Templo de Minerva, pero por ser domingo la visita fue casi un movimiento nulo. De ahí dimos un paseo largo por el cementerio para visitar a don Manuel Estrada Cabrera y apreciar la arquitectura y la historia.  Más tarde visitamos los museos de Historia y de Historia Natural que siempre tienen su encanto.

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
Para demostrar que eres una persona (no un script de spam), escribe la palabra Anti-spam que se muestra en la imagen.
Anti-Spam Image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.