La mora en el Ministerio Público

La fiscal general, María Consuelo Porras, recibió de Thelma Aldana una mora de casos del tamaño de 1 millón 200 mil.  Thelma Aldana recibió de Claudia Paz y Paz  1 millón 280 mil casos en mora.  Eso es mucha mora, ¿verdad?

Lo que esto indica es que, por lo menos desde 2011 para acá, ninguna de las jefas del Ministerio Público ha tenido como prioridad resolver el cuello de botella que hay en esa organización…seguramente por falta de organizacion y gerencia básicas.

Es posible que las prioridades hayan sido otras: Anunciar la apertura de casos y generar olas mediáticas de la mano de la agenda de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, por ejemplo.  ¿Podría decirse que preparar una plataforma electoral montada sobre el buzz de la lucha contra los corruptos, aunque no contra las causas de la corrupcion? Lo cierto es que, a juzgar por el tamaño de la mora sostenida había otras cosas que hacer antes que priorizar y ordenar casos para cumplir con la misión del MP.

¿Cuál es la mision del MP? Velar por el estricto cumplimiento de las leyes del país, y a su jefe le corresponde el ejercicio de la acción penal pública.  ¿Cuál es el propósito de las leyes propiamente dichas? Es proteger la vida, la libertad y la propiedad de las personas.  Y, ¿cuál es el propósito de la acción penal pública? Perseguir delilncuentes y llevarlos a juicio. ¿Quiénes son delincuentes? Básicamente criminales porque violan la vida, la libertad y/o la propiedad ajenas, pero también actores que violan ciertos tipos de legislación, es decir que cometen actos que son prohibidos, aunque no sean malos en si mismos o criminales.

¿Ves por qué es inadmisible que en los últimos siete años haya moras como las indicadas arriba?  Cuando el MP tiene moras de aquellas dimensiones lo que quiere decir es que incumple con velar porque se protejan la vida, la libertad y la propiedad de personas de carne y hueso; quiere decir que -por priorizar otras cosas- sus jefas y administradores ha hecho a un lado la tarea necesaria de ordenar la casa para atender dignamente a los tributarios y electores que necesitan que se les proteja contra los delincuentes.  A ver…en diez años de CICIG, ¿a nadie en esa organización auxiliar se le ocurrió -con moras que pasan del millón- que había que empezar por mejorar el servicio al cliente (que es el mandante) y facilitar procesos elementales? ¿Qué se necesita para que alguien pase 4 años en un puesto como el de Fiscal General sin darse cuenta de que tiene un problema administrativo básico y grave y de que debe resolverlo?

La foto es de elPeriódico.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
Para demostrar que eres una persona (no un script de spam), escribe la palabra Anti-spam que se muestra en la imagen.
Anti-Spam Image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.