Salud y seguridad de los presos

goghtop

¿Te imaginas la desesperación y la angustia que debe haber sentido Jonathan García cuando fue capturado y recluido en El Boquerón por equivocación?  ¿Te imaginas las de su familia y sus amigos? ¡Y eso que no sabían que 10 días después sería asesinado…también por error! ¡Que pesadilla!

Hace unos días falleció el médico Erwin Castañeda, que guardaba prisión preventiva desde hacía más de un año por haber sido miembro de la Directiva del IGSS que presuntamente favoreció con contratos anómalos a la empresa Pisa. Castañeda sufría graves quebrantos de salud; pero las autoridades no le pusieron atención al caso y lo dejaron estar.

El año pasado, en un ataque armado a inmediaciones del Hospital San Juan de Dios, hubo muertos y heridos.  El objetivo era un pandillero de la Mara 18.  Hace unos días, en ese nosocomio, la PNC frustró un atentado contra un pandillero.

¿Qué tienen en común estos hechos? Ya sean mareros, médicos, o estudiantes inocentes, las personas que –por sus acciones, o por un equívoco– caen en manos de las autoridades penitenciarias (o sea de los políticos y funcionarios a cargo del sistema penitenciario) son muy vulnerables.  De hecho, al estar bajo la custodia de la Administración, los presos dependen completamente de las autoridades para su seguridad, su salud y demás.

Aquí y en casi todo el mundo (mira Prison Break, Vis a vis, o Presunto culpable) las cárceles son lugares de horrible degradación humana.  Y si bien es cierto que muchos presos son criminales curtidos, lo cierto es que son seres humanos y muchos de esos seres humanos encarcelados están ahí por error, injustamente, por mala suerte, por venganzas, o porque grupos de interés criminalizan conductas que no deberían ser delito.

La única razón por la que se justifica el gobierno es para que garantice la seguridad y la justicia de todos por igual; y todo lo demás no es más que la administración de privilegios para grupos de interés.  ¿Habrá justicia para García, Castañeda y otras víctimas de la negligencia de los políticos y funcionarios (en el Ejecutivo y en el Judicial) que están a cargo de la seguridad y la salud de los reos?

Columna publicada en elPeriódicoy la ilustración la tomé de aquí.

Comments

comments

1 comment

  1. Considero que en estos dos casos, como en otros muchos de los que están hoy en los medios, podrían estar fuera llevando un brazalete electrónico, que ellos mismos los compraran, y ahorrarnos el darles de comer, un gana gana