Es más fácil abandonar bebés

En Guatemala, y gracias a la ley antiadopciones, es más fácil abandonar bebés, que darlos en adopción.

El criterio retorcido de que los bebés deben crecer en sus culturas, como si los bebés tuvieran cultura; y el criterio perverso de que los bebés morenos no deberían crecer en Nueva York, generó la ley antiadopciones que criminaliza la posibilidad de que las madres que no quieren, o no pueden criar hijos, los den en adopción.  Criminaliza la posibilidad de que gente que no puede tener hijos, y desea criarlos, contribuya a la gestación sana de un hijo potencial, y al cuidado de la mujer que lo lleva en su vientre.

Los bebés no deseados, entonces, terminan en terrenos baldíos, basureros, tragantes y en otros lugares similares.

Yo deseo, con todo mi corazón, que los llantos de esos niños abandonados les quiten el sueño a los autores, promotores y patrocinadores de la ley antiadopciones.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
Para demostrar que eres una persona (no un script de spam), escribe la palabra Anti-spam que se muestra en la imagen.
Anti-Spam Image