Y…¿qué hacemos con la corrupción?

Y tu, ¿qué dices? Si yo dijera que todos los días leemos noticias de corrupción, en Guatemala, tal vez esté exagerando; pero si digo que un día sí y otro no leemos noticias acerca de la conducta venal de muchos políticos y sus funcionarios…¿estaría exagerando?

Es posible que esta administración esté determinada a acabar con aquella plaga; pero…¿y si sus esfuerzos van por la vía equivocada?

Quizás podamos aprender de Georgia. Cuando ocurrió la Revolución Rosa, en aquel país, la corrupción, la criminalidad y los servicios públicos disfuncionales azotaban a Georgia. Pero luego, en 2010 Transparencia Internacional ranqueó a Georgia como el mejor eliminador de corrupción, en el mundo.

¿Qué podemos aprender de Georgia? Que el liderazgo y la voluntad política son importantes. También lo es la credibilidad; con el objetivo de conseguir el apoyo público son importantes los actos simbólicos que atraen la atención del público.

La lucha tuvo lugar en diferentes frentes, de forma simultáne; y un propósito ideológico le dio claridad a los esfuerzos del gobierno. La erradicación de la corrupción era parte de un esfuerzo libertario, más amplio, para reducir el estado de modo que hubiera menos oportunidades para la venalidad. La unidad en el próposito y las comunicaciones son importantes; asi como el entusiasmo. Si te interesa este tema te recomiendo Lessons from Georgia’s fight against graft, en The Economist.

Leave a comment

*
Para demostrar que eres una persona (no un script de spam), escribe la palabra Anti-spam que se muestra en la imagen.
Anti-Spam Image