12
Jun 16

Por las víctimas de la masacre en Orlando

13413011_1729376387321499_7730158778132331108_n.png

Al menos 50 personas fueron asesinadas en un bar gay de Orlando, Florida. La peor masacre por tiroteo en la historia moderna de los Estados Unidos de América.

Omar Mateen, el autor, le habría jurado lealtad al dirigente del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, momentos antes de su acción terrorista. Fue investigado por el FBI debido a comentarios inflamatorios sobre el radicalismo islámico.  Su familia dice que la masacre no tuvo motivaciones religiosas; pero sospecha que tuvo su origen en odio puro contra la comunidad gay.   Por cierto, el padre de Mateen es admirador del Talibán y  quiere ser presidente de Afganistán. La cuestión es: ¿en qué clase de ambiente se aprende ese tipo de odio? ¿Que tipo de prefilosofía y qué tipo de ideología animan el tipo de odio que anima a una persona a planear y a ejecutar una masacre? ¿Has visto, en tu Facebook, la cantidad de comentarios de odio que ha desatado este acto terrorista?

luther-king

Mientras tanto, y de espaldas a los hechos, el presidente de los EUA dijo que ese país, y no el terrorismo islámico, es responsable de lo que ocurrió en aquel lugar. Yo diría que si a alguien hay que culpar es a los promotores de ideologías irracionales y animadoras del odio y la violencia, como el Islam.  En su contexto, la masacre en Orlando es parte del odio islamista contra Occidente y de una guerra contra Occidente; y como escribió Yaron Brook, director del Ayn Rand Institute: no ganaremos esta guerra a la defensiva, ni construyendo muros, ni prohibiendo las armas, ni prohibiendo la inmigración; sino aplastando a ISIS y a sus aliados. Te recomiendo el libro Winning the Unwinnable War, por Elan Journo para profundizar en este tema.

Actualización: Tres días después de aquel acto terrorista, este es uno de los artículos más notables que he leído y quizás quieras leerlo: Admit it: These Terrorists are Muslims.

La ilustración la tomé de Facebook.


23
Mar 16

Terrorismo yihadista en Bruselas

12804862_10153505574861188_2081091873060172413_n

¿Cómo se explican los ataques yihadistas en el aeropuerto y en el metro de Bruselas?  Se engañan quienes le atribuyen el terrorismo islamista a malas actitudes contra el islam, o a las malas políticas migratorias.  En tanto no entendamos que el propósito de la gente que ejecuta este tipo de actos es el de destruir la civilización occidental y que el islamismo está en guerra contra Occidente, estamos perdidos.

Ahora es cuando, los valores de Occidente son más relevantes: racionalidad, respeto a los derechos individuales, igualdad de todos ante la ley y poder limitado para el estado son más relevantes.  En la medida en que Occidente se aparta de aquellos valores, en esa medida es más vulnerable.  Y claro, hay que entender -y bien- el concepto de estado de guerra que nos legó John Locke.  Occidente debe defenderse y tiene las bases morales para hacerlo.

Te dejo, para que los leas, los versos violentos del islam.  Sirven para entender con qué tipo de mentalidad medieval está tratando Occidente.  Lee dos, para que tengas perspectiva sobre cómo se explican los ataques terroristas:

As to those who reject faith, I will punish them with terrible agony in this world and in the Hereafter, nor will they have anyone to help.

Soon shall We cast terror into the hearts of the Unbelievers, for that they joined companions with Allah, for which He had sent no authority.


26
Ene 16

Italianos cubren estatuas de desnudos, por presidente de Irán

Venus_del_Esquilino_01

Si te dicen que estas cosas van a pasar no te las crees: Debido a la visita del presidente de Irán, Hassan Rouhani, a Italia, las autoridades dispusieron cubrir las estatuas clásicas de desnudos en los Museos Capitolinos, de Roma.   Esto en atención, sospecho,  a que el islamismo es una gran perversión sexual convertida en religión, como dijo mi cuate Gerardo.  La hipocresía políticamente correcta que prevalece en muchos ambientes justificó la medida como una señal de respeto al conservadurismo del visitante y de su gobierno; pero, ese respeto no es de dos vías.  En Irán las mujeres occidentales son obligadas a cubrirse de una forma totalmente ajena a su cultura, por ejemplo.  En todo caso, como ha dicho algún comentarista: el respeto a otras culturas no debe implicar la negación de la propia.  Si un jefe de estado de occidente viajara a Teherán, ¿el gobierno de aquel país les quitaría las burkas a las mujeres?

Es como cuando algún papa dispuso ponerles pañales a los desnudos de Miguel Angel en la Capilla Sixtina, o cuando otro dispuso ponerles ojas de parra a los genitales de las estatuas.  En occidente esas cosas pasaban antes, en el pasado, no en el siglo XXI.

Es peligroso este juego de poder de parte de los islamistas; y occidente cae en la trampa. La Venus del Esquilino fue una de las víctimas de este desatino.

Actualización: en contraste, la administración de Hollande, en Francia, se negó a quitar el vino del almuerzo con Rouhani y este suspendió el encuentro.  La decisión francesa es lo más atinado y la respuesta del presidente de Irán es un berrinche.

Foto por  Miguel Hermoso Cuesta (Trabajo propio) [CC BY-SA 3.0],  via Wikimedia Commons.


11
Sep 15

El 11 de septiembre y la migración

12002277_10102120364280205_8372887589018184951_n

Hoy, que recordamos a las víctimas de los atentados en el World Trade Center el 11 de septiembre de 2001 pensé en la relación que hay entre aquellos actos horribles y la migración de miles y miles de personas que huyen del Estado islámico.  Pensé en el cuerpo de Alan arrojado a la playa. Pensé que el problema de fondo no es la hipocresía de los europeos (y del mundo con respecto a esta migración y a las migraciones en general).  El problema es que nadie se atreve a erradicar al Estado islámico. El problema es que pocos entienden que lo que ocurrió en Nueva York hace 14 años y lo que hace el Estado islámico frente a nuestras narices son ataques a la civilización; es decir al producto de una mentalidad que se libera de tabúes, interdictos y costumbres ancestrales carentes de utilidad social; y que se obliga a sí misma a comprender el mundo circundante para dominarlo mediante la acción de sus propias leyes y se esfuerza incesantemente por mejorar las condiciones de vida para que la existencia valga la pena para el mayor número de personas; pero que siempre insiste en que e progreso sólo puede darse mediante procesos que respeten la dignidad del individuo.

Aquellas son palabras de Louis Rougier en El genio de occidente (libro estupendo que tiene un subtítulo desafortunado).

¿Cómo se puede defender la paz y la civilización cuando se trata de un enemigo que no tiene en cuenta en absoluto la vida humana?  ¿Cómo se puede luchar contra la bestia sin llegar a ser uno una bestia?  Pues reconociendo la natureleza del enemigo y  acabando rápida y totalmente con él.  Destruyendo absolutamente su capacidad y su  voluntad de continuar atacando.  No mediante la pacificación, la condecendencia y la hipocresía. ¿Cuántos migrantes llevarán la semilla del Estado islámico a sus países anfitriones?

Si te interesan estos temas te recomiendo Winning the Unwinnable War: America’s Self-Crippled Response to Islamic Totalitarianism, por Elan Journo; y “No Substitute for Victory”: The Defeat of Islamic Totalitarianismpor mi cuate John David Lewis (QEPD).

La foto la tomé de Facebook.


07
Jul 15

Chopin, la jihad, el dinero y la libertad de expresión

Imagen de previsualización de YouTube
El lunes comenzó con Chopín, una de las mejores formas posibles de empezar la semana.  Thomas Shoebotham nos llevó a él a través de Rossini, Donizetti y Bellini.  El vídeo es de unos segundos de Una furtiva lágrima, de Norma, por Vincenzo Bellini.   Esto es porque Frédéric Chopin y el Bel Canto están muy relacionados dado el hecho de que por medio del piano el compositor polaco conseguía capturar la belleza del tono, el legato y los pasajes floridos propios de aquel estilo de canto, e impropios del instrumento en cuestión.  Los famosos nocturnos fueron el foco de atención durante la clase.

Elan-journo-ocon

Mi otra conferemcia favorita fue The Jihadist Movement, por Elan Journo que explicó por qué es que la amenaza jihadista persiste, qué la anima y cuál es el impacto de la guerra contra el terror ha tenido en aquel movimiento.  Explicó que, a pesar de la retórica, no es que el islamismo haya adoptado al comunismo, o que el islamismo sea fascista.  En el fondo es que el islamismo es una filosofía acerca de la relación correcta con Alá y el hecho de que debe ser impuesta por la fuerza.

george-selgin-ocon

No menos favorita fue Money Under Laissez-Faire por George Selgin.  En ella el economista austriaco examinó el desarrollo y la funcionalidad de sistemas monetarios en ausencia de la intervención de los gobiernos.  Habló de la evolución espontánea del dinero, el desarrollo de los bancos y de la autoregulación bancaria en competencia y del manejo de crisis en ausencia de bancos centrales.  También le dedicó unos minutos a las criptomonedas y a bitcoin.

El día concluyó con una charla esperanzadora de Yaron Brook sobre The State of the Ayn Rand Institute.  Sigo siendo optimista moderado, en parte porque este tipo de perspectivas me facilitan ver más allá de los titulares de los diarios y de lo concreto de la realidad diaria. Al medio día, Yaron se refirió a la Maestría en Filosofía Objetivosta, de la Universidad Francisco Marroquín.


06
Abr 15

Kenya en el corazón

988909_488545811293469_261068624648559178_n

Un grupo de militantes somalíes islamistas irrumpió en el Garissa University College, de Kenya, y asesinó a 147 infieles.  El grupo responsable de la matanza se llama Shabab y este no fue su primer acto de naturaleza terrorista.

Cuando leo que hay quienes sostienen que todas las ideas merecen respeto, me pregunto, ¿qué respeto puede merecer la idea de que es moralmente deseable el asesinato de infieles? El mundo musulmán, por dignidad, y Occidente -porque la civlización está bajo ataque- deben terminar cuanto antes con la brutalidad y la demencia yihadista que, amenazó con una guerra larga y espantosa.

Cuando uno ve la foto de las víctimas atisba lo que quiere decir espantoso y recuerda que espantoso puede adquirir las proporciones de Ruanda en 1994 y se hiela la sangre.

En 1963, el emperador de Etiopía, Haile Selassie I dio un discurso en la ONU y ese discurso fue convertido en la canción War, por Bob Marley; y de eso me acordé cuando leí la noticia de lo ocurrido en Garissa.  Pensé que si a la letra se le cambian las referencias al racismo, por alusiones a la religión, aquella canción es muy relevante no sólo para la dolorosa actualidad africana, sino para la de Occidente y el mundo.  Piensa en la letra de la canción como algo que diría así:

Until the philosophy which hold one religion superior
And another
Inferior
Is finally
And permanently
Discredited
And abandoned –
Everywhere is war.

No le tememos a la muerte, para nosotros va a ser como unas vacaciones de Pascua, gritaban los yihadistas en swahili, antes de disparar.  No se preocupen, los vamos a matar, pero nosotros también moriremos, dijeron también.  Mientras el misticismo y la irracionalidad sigan influyendo en la política, en la filosofía, en la ética y en las vidas de millones de personas, everywhere is war. Guerra larga y espantosa como la que se está incubando en Kenya.


28
Feb 15

Estado islámico destruye obras de arte milenarias

512px-The_Gate_of_Nimrud_(Metropolitan_Museum)

Creo que la primera vez que ví una imágen de algún toro alado la cultura Asiria, en Nínive, fue en la Enciclopedia Estudiantil que me dio tantas y tantas horas de placer y conocimiento.  Me fascinaban los toros alados y otras imágenes que vi con esa admiración y capacidad de maravillarse que uno tiene cuando es niño.

Recién, uno de esos toros y otras obras de arte milenarias han sido destruidos por un grupo de religiosos que se oponen a la idolatría y tienen el poder para destruir lo que quieran: militantes vándalos del Estado islámico.  Es el mismo tipo de religiosos que destruyó los budas gigantes en Afganistán, y  la meztuita de Yunus en Mosul.  Es el mismo tipo de religiosos que destruyó la segunda biblioteca de Alejandría y asesinó a Hipatia en aquella ciudad.

Viviendo en un país riquísimo en tesoros arqueológicos, muchos de los cuales se hallan en el extranjero, no soy un fan de la repatriación de aquellas joyas.  Tesoros como los de los Asirios y Caldeos están mejor en Londres, Nueva York y otras ciudades de Occidente donde están a salvo (por el momento) de los delirios de los fanáticos que, como ocurrió cuando fueron quemados los códices mayas, no dudan en quemar y destruir lo que  ellos consideran que son supersticiones y falsedades del demonio.

Si te interesa el tema de a quién le pertenece el pasado, te recomiento esta charla de Alberto Garín.

Los toros de la foto son los del Metropolitan Museum en Nueva York.  Foto por  Rosemanios , CC BY 2.0,  via Wikimedia Commons


07
Ene 15

Charlie Hebdo somos todos

1459131_10152716631740155_548350608888417166_n

Mi aproximación a la religión es la misma de H. L. Mencken: Debemos respetar la religión del otro, pero solo en el mismo sentido y la misma extensión en que respetamos su teoría de que su mujer es la más guapa y sus niños los más listos.  Dicho lo anterior es aberrante, criminal e inaceptable que los islamistas* puedan llegar a una revista, disparar y masacrar a la gente que se halla allí, sólo porque esa revista es irreverente con las creencias religiosas de otras personas.  Es aberrante, criminal e inaceptable que este tipo de violencia no sea condenada efectivamente y que sus ejecutores no sean perseguidos, procesados y castigados.  Es increíble que haya quienes crean que todo esto es un asunto de respetar religiones.

La violencia islamista tiene que ver con la destrucción de Occidente, con el retorno a la Edad Media, con el aplastamiento de la libertad y de los derechos individuales y con el odio y el resentimiento.  Con la masacre ocurrida ayer, en la revista Charlie Hebdo en París, los islamistas están tratando de darle una lección a Occidente.  Otras religiones han sido blanco de las caricaturas de aquella revista; pero sólo un grupo religioso reacciona con balas y bombas (actualmente): el mismo grupo cuyos miembros destruyeron el World Trade Center en Nueva York, el mismo grupo cuyos miembros organizaron el atentado en el metro de Madrid y el mismo grupo que lanza fatwas contra escritores, artistas y demás, el mismo grupo que toma rehenes en cafés.

La violencia islamista tiene que ver con el poder.  No es un asunto tan sencillo como la discusión infantil de si tu dios es más verdadero que el de otro; o si tu profeta es más serio que el de otro.  El terrorismo y la violencia islamistas -por medio del miedo y de la inestabilidad- minan los valores que hacen posible la vida civilizada.  Destruyen la vida, la confianza, la paz, el comercio, el derecho, la libertad y hasta el sentido del humor.  La civilización está bajo ataque.

¿No te da que pensar eso de que los destruccionistas guatemaltecos y latinoamericanos simpaticen con la causa islamista? Otros grupos musulmanes, ¿van a condenar -con acciones efectivas- la masacre en Charlie Hebdo? ¿Cómo van a reaccionar los gobiernos de Francia y de otros países que tienen que lidiar con el islamismo?

En última instancia, como dice la ilustración de esta entrada: Las personas, no las ideas, son las que tienen derechos…al menos en Occidente, mientras exista Occidente.

La ilustración la tomé de Facebook; y en este enlace verás 24 caricaturas conmovedoras en respuesta a la masacre de Charlie Hebdo.

* Uso la palabra islamistas para referirme no a todos los musulmanes (no se trata de generalizar, claro) sino a los yihadistas, seguidores de la guerra santa y del estado islamico;  a los grupos políticos  musulmanes que persiguen imponer los mandatos religiosos del islam en la sociedad y en la vida política.


11
Nov 14

Estado islámico pone precios a esclavas cristianas

A Captura de pantalla completa 11112014 050828 p.m.jpg

El estado islámico publicó los precios de venta de las esclavas cristianas y Yizidi.  Como era de esperarse las niñas más jóvenes tienen precios más elevados que las mujeres adultas.  El documento original incluye instrucciones sobre qué hacer con botines de guerra como las esclavas y el ganado.

Las niñas de uno a nueve años tienen un precio de $172; las de 10 a 20 tienen un precio de $129; en tanto que las mujeres de 20 a 30 están valuadas en unos $86.  Las esclavas más baratas son las de 40 a 50 años de edad que pueden ser adquiridas por unos $43, en tanto que las de 30 a 40 tienen un precio de $64.

En general no se pueden comprar más de tres artículos a la vez, según las reglas emitidas por el estado islámico, con algunas excepciones.  No está claro si pueden ser adquiridas por no islámicos.  Y no está claro si pueden ser adquiridas por interpósita persona. Esto viene a que siglos atrás, la misión de los mercedarios era comprar esclavos cristianos que habían caído en manos de los musulmanes; y me pregunto:  ¿El Vaticano podría vender dos o tres custodias para rescatar a las mujeres esclavizadas por el estado islámico?  En Guatemala, ¿Vian, Ramazzini y otros dirigentes cristianos podrían vender copones, báculos, pectorales, anillos y otras joyas para contribuir a redimir a aquellas esclavas?  ¿Cuántos cristianos, en misa, pondrían $172 para salvar a una niña de la esclavitud? ¿Qué tal otros dirigentes de otras corrientes cristianas?

La ilustración la tomé de christianpost.com


11
Sep 14

En recuerdo de las víctimas de la guerra santa

Imagen de previsualización de YouTube

Los atentados contra las torres gemelas en Nueva York, así como las acciones del Estado Islámico y otras organizaciones similares son parte de una guerra santa contra Occidente y contra la civilización.

Para meditar sobre el tema, en esta efemérides triste, te invito a leer Es la guerra santa, idiotas; por Arturo Pérez Reverte, artículo en el que uno de sus párrafos dice: Creer que eso se soluciona negociando o mirando a otra parte, es mucho más que una inmensa gilipollez. Es un suicidio. Vean Internet, insisto, y díganme qué diablos vamos a negociar. Y con quién. Es una guerra, y no hay otra que afrontarla. Asumirla sin complejos. Porque el frente de combate no está sólo allí, al otro lado del televisor, sino también aquí. En el corazón mismo de Roma. Porque -creo que lo escribí hace tiempo, aunque igual no fui yo- es contradictorio, peligroso, y hasta imposible, disfrutar de las ventajas de ser romano y al mismo tiempo aplaudir a los bárbaros.

También te recomiendo After 9/11, Lessons Unlearned, por Elan Journo.