Las pequeñas teocracias totalitarias de Guatemala

640px-SanJuanLaLaguna

Cuando leí que la dirigencia de San Juan La Laguna decidió expulsar de aquella población a un grupo de personas -porque son distintas- me acordé de que en muchas poblaciones las autoridades oficiales, o tradicionales, han establecido pequeñas teocracias totalitarias con propósitos como moralizar a la gente, o mantener la homogeneidad cultural del lugar.

En lugares como Joyabaj y Todos Santos, por ejemplo, está prohibida la venta de guaro (aunque eso no significa que la gente no consuma licor y que este no se venda de forma ilegal).  Lástima que no anoté la fuente; pero en 2006 comenté el código penal de Acatán (o de Aguacatán) que prohibía, o prohibe arbitrariamente jugar basquetbol a ciertas horas (pero no dice nada acerca del fútbol e incluso prohibía, o prohibe los divorcios.

La autoridad ancestral de San Juan La Laguna decidió expulsar a los miembros de la comunidad Toiras Jesed -que tiene seis años de haberse establecido en el lugar- luego de varias semanas, o meses de acosarlos mediante medidas como cortarles el agua y la luz en sus casas.  A las autoridades de San Juan no les gusta que los miembros de Toiras Jesed no socialicen con ellos y no respondan a su saludo. Se quejan de que quieren cambiar la cultura y el pensamiento del pueblo.  A los dirigentes de San Juan también les incomoda que los miembros de Toiras Jesed se bañan desnudos en el lago y los acusan de discriminar las creencias religiosas y mayas de la región. En varios comentarios de Facebook he leído que los pobladores de San Juan se quejan de que los miembros de Toiras Jesed no les reciben las cosas en las manos, sino que piden que las dejen sobre la mesa (por ejemplo) y de ahí las toman; y que les molesta que no paguen lo que valen las cosas, sino que tienen sus propios listados de precios y que eso es lo que pagan.

¿Es en serio?

¿De verdad existe una obligación moral de socializar con los miembros de la población en la que uno vive? Yo soy re saludador porque me gusta hacerlo; pero…¿uno debería ser expulsado de donde vive si no saluda a quien no quiere saludar?  ¿Es en serio eso de que la cultura y el pensamiento no deben cambiar? A ver…¿qué religión no sostiene que la suya es la verdadera y no discrimina a las demás?  ¿Qué sentido tendría practicar una, u otra religión si no fuera porque se prefiere esa, y no las otras?  ¿Quién de ustedes no regatea cuando va al mercado?  Es cierto que ver gente bañándose desnuda puede ser algo incómodo…sobre todo si no se ven como Zac Efron, o Jennifer Lawrence…pero a menos que los de Toias Jased lo hagan en la playa pública, si lo hacen en algún rincón discreto, no es peor que cuando hacías skinny dipping en tu adolescencia.

La única acusación poco más o menos seria es la de que supuestamente huyeron de Canadá por abuso contra niños.   Habría que ver qué clase de abusos y en qué contextos porque los cristianos que usan la vara para corregir a sus niños también podrían ser acusados de abusadores.  En algunas sociedades, si los padres no entregan a sus hijos al sistema estatal de educación y los educan en casa, eso se considera abuso…sin fundamento alguno.  Digo…habría que ver.

Mi amiga, Mayra, anduvo por allá e hizo la siguiente observación:  Estuve hace poco en San Juan La Laguna y percibí un orden rígido, dictado por sus propias normas (bastante religiosas). No venden licor y se ocupan de sus cooperativas laboriosas. No me parece raro que hayan tomado esta decisión.

Aquí está la clave de lo que ocurre en San Juan y en otras poblaciones. Allá se han establecido pequeñas teocracias totalitarias, rígidas, intolerantes; que se horrorizan por lo que no es homogéneo y puro como ellos; que creen que pueden moralizar a la gente por medio de la legislación, que creen que cualquier arbitrariedad es aceptable si viene de las escrituras, de sus pastores, o de su autoridad; que actúan con una acentuada mentalidad tribal.  Son el colectivismo y el conservadurismo encarnados.

Foto: «SanJuanLaLaguna» de Jaime – Biblioteca Comunitaria Rija’tzuul Na’ooj. Disponible bajo la licencia Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 vía Wikimedia Commons – http://commons.wikimedia.org/wiki/File:SanJuanLaLaguna.jpg

Comments

comments

6 comments

  1. Geraldine Pearse

    ¿Cuántos pobladores de San Juan La Laguna y otros pueblos practican porque creen firmemente en su derecho de pernada?

  2. Considero que porque se hagan llamar judios y hayan creado sus propias creencias y llegar a establecerse en algunos casos luego de delinquir en Canadá, no los hace intocables. Bañarse desnudos y no socializar, no saludar al menos, y ni siquiera recibir en la mano los productos que compran pues se sienten “diferentes”, esta bastante mal y si, en la comunidad, especialmente de San Juan La Laguna Atitlan que es un pueblo pintoresco y muy limpio, cuyas leyes de la Alcaldía y mantenimiento de costumbres esta muy bien ordenada, se toparon estos señores ortodoxos, religiosos extremistas, pues efectivamente con sus costumbres pretendían desplazar el orden y el derecho a fijar la simple ley del mercantilismo de oferta y demanda y verse obligados a aceptar los precios de los productos como todos los demás, y por otro lado a ser corteces y saludar y si no convivir, pues al menos mantener la cortesía mínima o básica que debe privar en toda buena relación comunitaria. Hay que ver bien de que delitos y a quienes se les acusa en Canadá, y si no son de esas comunidades cerradas que conviven abiertamente todos con todas, ya que merece de nuestra comunidad, cuya base es el respeto a la pareja, al matrimonio, y a la familia, que se muevan de regreso por donde vinieron. El interprete se nota que no es un judío ortodoxo nacido en Israel, así es que se integran bajo ciertas granjerías a una comunidad, que luego si discrimina. Hay que tener cuidado pues oyendo a los oriundos de San Juan, estaban en la mejor disposición de permitirles convivir y proseguir en el lugar, pero buscando el bien común y no llegando a imponerse e irrespetar los derechos de los demas, bañandose desnudos en el lago para empezar, y solo Dios sabe cuantas costumbres más que efectivamente cambian las costumbres y el respeto que debe existir a la discresión y la sexualidad. Se le esta dando demasiada cabida a la perversidad y el deterioro de los principios morales, y hay que dar parte de la razón a los oriundos del pueblo de San Juan La Laguna.

  3. Lázaro Chacón

    En muchas ocasiones los Cocodes se toman atribuciones que no les han dado. El otro día supe que no querían que entraran unos mototaxis a una aldea de Taxisco, que bonito los miembros del mismo entran en sus carros, y la pobre gente que le toca caminar 2.5 km desde la carretera llevando sus compras y sus hijos a ¨tuto¨ , a veces con un calor infernal, que se los lleve el diablo. Hay personas que suben una grada y se marean, como serían con mas poder?

  4. Juan Pablo Pira

    Me preocupa mucho esta historia. Que si son auténticamente judíos o no es completamente irrelevante. La libertad de cultos no está calificada para que aplique únicamente a las religiones “mainstream”. Los Ahmadí no son considerados musulmanes por el gobierno de Pakistán… ¿

  5. Juan Pablo Pira

    Me preocupa mucho esta historia. Que si son auténticamente judíos o no es completamente irrelevante. La libertad de cultos no está calificada para que aplique únicamente a las religiones “mainstream”. Los Ahmadí no son considerados musulmanes por el gobierno de Pakistán… ¿quiere decir eso que no puedan tener su mezquita en San Lucas? Los judíos mesiánicos no son considerados judíos por la Corte Suprema de Israel ¿entonces no pueden estar en Guatemala? Muchísimas iglesias protestantes locales tienen presencia a lo sumo en un par municipios ¿entonces no tienen derecho a existir?… Obviamente no podemos irnos por ese camino. Si uno no saluda, a lo más le pueden decir malcriado. Si uno quiere pagar poco, siempre está la opción de no venderle… en fin.

  6. Reynaldo Pérez

    Posiblemente el origen este en la judeofobia de algunos y poco tenga que ver con la conducta de los miembros de Toiras Jesed. Todo suena a manipulación, pues ellos ttenian bastantes años en el sitio para conocerlos. Hubiese sido igual con monjes de un convento?