19
oct 11

La tragedia de Ciudad Satélite y “El puente de San Luis Rey”


Estas son las drámaticas e impresionantes imágenes de dos personas y un perro tragados por la correntada en el camino a Ciudad Satélite, en Guatemala. Las tomas son por Alvaro Interiano de Prensa Libre.

Al ver a las personas que atravesaron el lugar justo antes de que colapasara, a las que iban justo detrás de las víctimas mortales y al observar la tragedia me acordé de la historia de El puente de San Luis Rey; una novela que leí a finales de los 80, por recomendación del maestro don Gilberto y de la cual se hizo una película en 2004.

Altamente recomendable, la puedes alquilar en Take One, la tienda de vídeos de Futeca en la zona 14.

El libro y la peli cuentan la historia de 5 personas que mueren al cruzar el puente de San Luis, en el Perú virreinal del siglo XVIII. Ambientada en una época en la que las ideas de la Ilustración se enfrenta a la Inquisición de la iglesia católica, esta tragedia cuestiona la moralidad de aquel tiempo y la explicación de los fenómenos como el desprendimiento de aquel puente y la muerte de quienes son arrastrados por el desastre.

El colapso de aquel puente (y el de la carretera a Ciudad Satélite), ¿Fue un accidente? ¿Un acto sobrenatural? ¿Quiénes fueron las víctimas, y quiénes los culpables? ¿Pueden, los perros, presentir los desastres?


19
oct 11

Lluvias y el el recuerdo de doña Beatriz de la Cueva

Ahora que amaneció lloviendo, otra vez, me acordé de leer como cuenta, Maca Barret, lo que pudo haber sucedido el 11 de septiembre de 1541.  Estoy pensando en toda la gente a quien el agua, el lodo y las correntadas les han quitado sus vidas, o las de sus seres queridos, y sus propiedades.

Hacía dos días que Beatriz había asumido la gobernación de Guatemala, pero al igual que todos en Santiago, tuvo que pasarlos encerrada en su casa. Achubascada la atmósfera, fuertes ventarrones arremolinaban ahora las lluvias, y el agua y el lodo que llenaban las calles las hacían intransitables…a medida que avanzaba la noche arreciaba el viento, embistiendo el palacio con tal fuerza que aveces parecía sacudir sus bases; la lluvia azotaba paredes y ventanas como lanzada por una mano gigantesca y maligna, y tronaba casi incesantemente; pero cada vez que se producía una pausa en la furiosa tormenta, Beatriz podía oír aullar al mismo perro. Ahora sus aullidos eran más vehementes, más ansiosos, más inquietantes…”¿Esta…esta es una tempestad muy fuerte!”, pensó, procurando no perder la calma….encontró a su ama de llaves en el pasillo. Tenía los ojos dilatados por el terror; venía en busca de Beatriz para avisarle que algo funesto estaba sucediendo afuera; bajaban torrentes de agua de la montaña, arrasando las chozas que se encontraban a su paso….De pronto, un ruido que más bien parecía una explosión, las sacudió a todas; procedía de las habitaciones de Beatriz, y al ir a la puerta vieron que el viento había arrancado una ventana; el agua estaba entrando a chorros por el hueco que quedaba, llegando hasta el vestíbulo en que se encontraban….En cuestión de pocos minutos reinaba el caos en la planta baja; las aguas se llevaban muebles, espejos, puertas y ventanas rotas y su nivel iba creciendo con velocidad alarmante. Afuera se oían tremendos crujidos; el agua y el viento arrancaban de cuajo árboles enteros que luego chocaban contra los muros del palacio al ser arrastrados por la corriente…la casa se estremeció; una de sus paredes se vino abajo y un raudal turbulento de agua y lodo se precipitó dentro de la casa…y la turbia corriente arrebataba también a nueve mujeres cuyas bocas se llenaban de agua al abrirse y pedir auxilio

Maca Barret. El caballo rojo. Editorial José de Pineda Ibarra, Guatemala, 1962. Pp. 407-415


19
oct 11

¿Ya te suscribiste a Carpe Diem?

¿Visitas Carpe Diem con frecuencia?

¿Te gusta lo que lees aquí, o te da en que pensar?

¿Te indigna lo que se denuncia en Carpe Diem?

Ahora puedes suscribirte.  Haz clic aquí y apúntate para recibir las entradas de Carpe Diem en tu correo electrónico, ¡recién salidas del horno!

También puedes recomendárselo a alguien.


18
oct 11

¿Y si un gigante se estuviera levantando en Guatemala?

¡Si!, ¿qué tal si un gigante se estuviera levantando en Guatemala?  ¿Qué tal si ese coloso no fuera cualquier cosa, sino el amanecer; y una alegoría de  la búsqueda individual de la felicidad?

El gigante de 17.5 metros de largo se está levantado de la mano del escultor Walter Peter Brenner y trae consigo el cofre de los sueños de los niños, él sabe que los niños pueden alcanzar la felicidad por medio de la práctica de cuatro virtudes cardinales.

Esta es la leyenda del Amanecer, el gigante de Cayalá, según la cuenta Walter:

ATARDECER: La Luz que se esconde

Había mucho silencio, no necesariamente de la madre naturaleza, sino una ausencia de la presencia humana; la luz iba siendo  cada vez más escasa, el calor se perdía y  el amate gigante iba quedando cada vez más sólo. Ya ni siquiera se escuchaba el sonido de los grillos, estas criaturas que abrazan y reciben con un concierto nocturno a la luz de la luna. Esa tarde nunca saldría esa esfera blanca, tan bella como la riza de un niño feliz.  Atardecer, la luz que se esconde.

Una nube de polvo era lo único que podía percibirse en el horizonte de la selva cayalense. Una nube de polvo blanco cubría el amate, ese árbol descomunal.  Era como que si una gigantesca roca de mármol hubiese sido tragada por la furia de la tierra, un grandísimo estruendo había sido impreso en la atmósfera como el eco que suena en un cañón vacío. A lo lejos, entre los árboles, a través de la pradera, ya muy lejos del amate inmenso en la pradera de Cayalá se observaba cómo una niña de rizos de oro que montaba sobre un bello jaguar  y se alejaba como si fueran perseguidos por una jauría de lobos salvajes. Huían de algo, huían de alguien , ¿ por qué se alejaban del gigantesco Amate que los protegía?

Era como que si la niña se alejara de las fuerzas oscuras de la naturaleza para proteger algo tan valioso, resguardarlo y cuidarlo en algún escondite profundo. A lo lejos parecía verse un pergamino entre sus brazos, como un mapa y un libro. Talvez estos documentos escondían la posición de algún valioso tesoro; ¿qué podría ser ese tesoro? ¿qué podría ser esto tan valioso para ella?

CURIOSIDAD: Fuente de las Virtudes

Muchos, pero muchísimos años después; posiblemente transcurrieron hasta décadas. Eran tres almas puras, eran tres amigos, era una niña y dos niños que decidieron realizar una increíble aventura, una aventura de curiosidad que los llevaría a descubrir mundos nunca pensados por ellos antes, en sus mentes tan jóvenes e inocentes; mundos de conocimiento, mundos de sabiduría, mundos de nuevas culturas que los ayudarían a encontrar la eterna felicidad , fuente de todos los deseos más puros de la humanidad. Fue esta curiosidad que los llevó a tomar prestado un antiquísimo pergamino que la abuela del niño pequeño escondía en el sitio más recóndito, polvoriento y oscuro del tapanco. Y así inicia esta gran aventura.

Pablo, el niño pequeño no sabía leer y no entendía de mapas ni de libros pero su hermano Diego, que ya tenía edad de lectura sería el responsable de leerles el cuento escrito en tan misterioso, viejo y polvoriento pedazo de papel duro, que más parecía un cuero tostado por el sol que otra cosa. Diego, que tenía conocimiento de la lectura, aunque limitado, pero lo tenía, le explicó al niño curioso, que para poder descubrir el tesoro necesitaban a alguien que pudiera tocar la flauta; éste era un requisito fundamental para poder encontrar la llave y el tesoro, y por supuesto tendrían que confabular con su querida amiga Elvira, la cual era un alma que había entregado su corazón a la música, a los bellísimos sonidos que la flauta puede producir ; como silbidos al viento, tan sencillos como puros filtros perfectos entre la armonía y la felicidad; la armonía de todos los sentidos y la conducción de todas las emociones por la mente del niño. Su perfecto balance entre mente y cuerpo; qué más perfecto que una niña templada.

Tendrían que viajar muy temprano , muy lejos,  antes de que el sol naciera, todavía a la luz de la luna, caminando por senderos quebrados por  una maleza espesa, la cual tendrían que traspasar, en busca de la roca encantada en la fuente de la sabiduría. Lo decidieron y lo planificaron como tres pequeños empresarios crean un gran negocio; sólo que éste sería el negocio de su vida, la mayor ganancia posible estaría en descubrir el secreto de la felicidad, tan cuidado y custodiado en un cofre enterrado. Llegó el día, un diez y seis de noviembre, prepararon sus provisiones, su equipo y su mapa con las instrucciones. Sus ilusiones, sus sueños, zarparon cual vela impulsada por el viento, sus pies casi navegaban ya en el riachuelo que tendrían que encontrar, llevaban ya casi tres horas de camino y escucharon sonido del agua golpeando y moldeando las piedras de colores. Ya estaban tan cerca de la roca encantada, los pájaros cantaban, la mariposa monarca hacía de su hábitat el imperio de su reino y en un espacio del pequeño río que se habría un poco se percibía una gran luz, pero no era blanca, era como verde esmeralda con destellos dorados; habían encontrado la piedra encantada en la Fuente de las Virtudes.

AMANECER: El Gigante de Cayalá

Aquí se respiraba un aire como de una acrópolis, como el ambiente de una ciudad perfecta para los niños, parecía como un lugar donde los seres humanos podrían soñar como quisieran, en libertad absoluta y cumplir sus sueños sin molestar ni ser molestados por sus semejantes, en armonía total; era como un paraíso terrenal donde el gobierno que regía era el de la sabiduría, el de la búsqueda de la verdad,  era el de el encuentro de la verdad, era el sitio donde encontrarían el secreto de la felicidad. Los individuos no serían gobernados por nadie, sino por ellos mismos,  serían gobernados por sus mejores juicios derivados del uso de su mente, fuente de sus mejores virtudes, sabiduría, justicia, templanza, fortaleza, tolerancia.

Diego le susurró a Elvira  y a Pablo, que todavía no podían abrir el libro que se titulaba Amanecer , ya que primero deberían estar sentados los tres sobre la piedra encantada, luego de haber atrapado a un grillo, listo para ser encantado éste por la flauta de Elvira. Sus miradas deberían estar dirigidas al primer rayo de luz que atravesara el amate colosal y entonces iniciaría el fin de esta primera gran aventura de sus vidas: el descubrimiento del secreto de la felicidad, el secreto de cómo la curiosidad los llevaría a encontrar la verdad, y la verdad  encontrar la llave, la llave abrir el cofre y … el primer rayo atravesó el colosal amate, que los niños sintieron en su corazón como un rayo atraviesa e interrumpe la tormenta salvaje por un instante. Diego inició leyendo: Amanecer, había una vez un Gigante que llevaba siglos o décadas, no sabemos, pero llevaba mucho  tiempo dormido,  sin despertar de un sueño invernal. El Gigante se había escondido, él estaba triste porque los niños habían desaparecido desde hace ya mucho tiempo y él se había dormido de manera encantada por la falta de esperanza, por la falta de alegría,  por la falta de energía

Las instrucciones en el mapa decían que cada vez que en la historia de Amanecer un niño  leyera la palabra tristeza, una niña tendría que interpretar una tonada con la flauta que expresara felicidad y otro niño tendría que contemplar cómo el grillo reaccionaba.  Y la novena vez que Diego leyó tristeza y que Elvira tocó la flauta y que Pablo observó cómo el grillo actuaba y la mariposa monarca se posó sobre la punta de la flauta,  unos dedos de un pie gigante salieron de la tierra en dirección al  amate inmenso. El niño del grillo debía correr tan rápido como pudiese para hacerle cosquillas en el pié y el pequeño Pablo corrió y tocó su pie y fue un estruendo de riza, tan fuerte  como una explosión de felicidad haciendo eco desde un cañón gigante. ESTO FUE LO QUE DESPERTÓ AL GIGANTE: La felicidad inmensa de un niño, su risa, un niño especial, un infante curioso, un infante, que con otros dos niños iguales buscaban encontrar la respuesta de cuál es el secreto de la felicidad.    Éste era un gigante, un titán, era como un Dios Griego, de rostro y expresión magnánimo.   Él estaba despertando hacia el sol naciente y contemplando la belleza inmensa de la naturaleza, su habitación, su techo , el amate que protege la gigantesca figura, como un espejo, haciendo una mímesis de  amor por su propia vida, él está despertando para disfrutar de la vida. Se está identificando con la existencia.  Y en su mano derecha está la llave para abrir el cofre.  AMANECER: El Gigante de Cayalá había renacido y todos los niños que practicaran las virtudes cardinales serían felices por siempre.

Estuve en el estudio de WPB y quedé impresionadísimo por esta obra monumental.  Y tengo mucha ilusión de verla terminada.


18
oct 11

Quinto aniversario de “Carpe Diem!

Este espacio -intolerante con el colectivismo, políticamente incorrecto y epicúreo- cumple cinco años desde el viernes pasado.

Los cumple bien, gracias a tí.  Estos cinco años no han sido cualesquiera ya que, por medio de este espacio, he conocido mucha gente generosa y cariñosa; y he disfrutado posteando casi, casi, todos los días. Permítaseme, pues, celebrar lo que es bello,  lo que es bueno y lo que es pacífico en el primer lustro de Carpe Diem, el Blog.


17
oct 11

El debate presidencial

No vi el debate presidencial porque tengo mejores cosas que hacer.  Pero ahora que me metí a Twitter encontré que ese es el tema ineludible de la noche.  Todos se están quejando de lo ineptos que son, de que no hay propuestas, de que sólo hay ataques, de que sí y de que no.  Muchá, ¿de verdad esperaban propuestas?  ¿De verdad esperaban algo de más altura? Con base en qué evidencias?

Entonces pensé…¡Hubo gente que pagó para ir al debate!  Por la platea cobraban Q90.  Y luego leí lo que escribió @abasme:  ¿Alguien me puede explicar cómo llegaron esos dos a la segunda vuelta?

Entonces caí en la cuenta.  Hay mara que vota por ellos.  Llegron a la segunda vuelta, y están en el debate porque hay mara que votó por ellos. A ver…¿quienes de los lectores votaron por alguno de esos dos?

El problema, digo yo, no son Otto Pérez Molina y Manuel Baldizón.  El problema son los que votan por ellos.  El problema no está en la oferta política, que -aquí y en Tombuctú- lo que hace es lo que pide la demanda política.  Así es como se ganan las elecciones. Como dijo V, en V for Vendetta: Si quieren encontrar culpables, véanse  al espejo [aquellos que votaron por ellos]…y los que siguen apoyando el sistema que hace posibles a los dos que están compitiendo.

Estos son ejmplos de lo que se dice del debate en Facebook:

Que moderador mas flojo, los tres Guacala.

Escuchar el debate presidencial es algo que enferma, ni juntando a los dos se hace uno bueno.

Un debate presidencial que mas parece una riña callejera, entre dos borrachos pendencieros.

Deje que no respeten las reglas de un debate, que se ataquen en lugar de proponer, eso a decir verdad no es nada.

Ninguno de los dos merece mi voto.

Es una verdadera vergüenza, que oportunidades como esta solo revelen el pobre futuro que le darán a Guate.

Este debate es patético.

Me molesta que no hayan invitado a moderar a Laura Bozzo.

Esta será recordada como la noche de la pena ajena…

‎45 minutos de mi vida desperdiciados viendo a ese par de……

Que bien me siento de haber tomado la decisión de no ver el debate…

Rebaje presidecial. Triste y vergonzoso, un reflejo de nuestra sociedad.


17
oct 11

Proteccionismo para la industria del PET

Ve pues…y yo que creía que los chapines ya habíamos aprendido que no hay que privilegiar industrias y que hay que desterrar al proteccionismo.  Y ahora resulta que no.  Resulta que vamos de regreso a los años 60, o 70.

El 13 de octubre pasado, el diario oficial publicó el Acuerdo Gubernativo 333-2011, del Ministerio de Economía socialdemócrata, en el cual ese despacho establece una cuota anual para la exportación de deshechos, desperdicios y recortes de politereftalato de etileno, conocido como PET.

Al PET lo conoces bien porque es el material plástico con el que se hacen los envases transparentes de aguas gaseosas.  Las hojuelas de aquel material, sirven para reciclar los objetos hechos con PET y convertirlos, por ejemplo, en cerdas para escobas.

Para hacer la historia corta y sencilla, tu te terminas tu doble litro de gaseosa, tiras el envase, tu basurero lo recoge y lo envía a una planta procesadora, esta lo covierte en hojuelas que no ocupan tanto espacio como el envase que tiraste, lo embalan y lo envían a China, México, o El Salvador en donde es convertido en otras cosas, como cerdas para la escoba con la que barres tu casa.  ¿Tutti contenti? No.

Hay empresaurios locales a los que les molesta que  las hojuelas sean exportadas a otros países y que ellos tengan que competir para comprar su materia prima.  El acuerdo es uno de favoritismo para los empresaurios que instalaron plantas para fabricar objetos con hojuelas de PET y que quieren adquirir materias primas más baratas.  Esto es porque obliga a que parte de las hojuelas no pueda ser exportada y tenga que ser vendida aquí, por la fuerza.  Por la fuerza del acuerdo y de la imposición de una cuota.  Este es un caso clarisimo de privilegios, de proteccionismo y de anacronísmo.  ¿Será uno de tráfico de influencias y de clientelismo?  Ya lo dijo el ministro de Economía: No se trata de una limitante sino de una regulación a fin de que el material se procese en el país; o sea proteccionismo chauvinista puro y duro al estilo de los años 60.

Este es el típico caso en el que un interés específico, el de una industria específica, usa el poder político y el poder de la ley para beneficiarse, perjudicar a otros y obtener rentas parasitarias.  Es un ejemplo de lo que en inglés se conoce como crony capitalism, o mercantilismo Este tipo de políticas le repugnan al capitalismo; y te deberían repugnar porque son multiplicadoras de privilegios y empobrecedoras.

Aaaaaah, como quisiera yo, una ley que dijera que: en ningún caso el Congreso o el Ejecutivo emitirán leyes, acuerdos, o decretos arbitrarios, o discriminatorios, en los que explícita o implícitamente se concedan prerrogativas, privilegios o beneficios que no puedan disfrutar todas las personas que tengan la oportunidad de hacerlo.  ¿Quién se atrevería a emitir una ley así?  Ciertamente que los socialistas y sus socios los mercantilistas no.  ¿Quién?


17
oct 11

“Pizza nite”

El viernes fue pizza nite en casa… y el miércoles también.  La de la foto es la del viernes; una pizza deliciosa con champiñones, mozzarella, parmesano y la salsa de la casa que hemos estado perfeccionando.

El miércoles, sin embargo, fueron cinco porque celebramos con un grupo de amigas queridas.  Hubo de rodajas de tomate y hojas de berrros, de anchoas, de lorocos, Margherita con ajo y con champiñones.  Todas con mozzarella.

No recuerdo cuándo y de dónde comí mi primera pizza; pero podría apostar a que fue ca. 1970 y que era de Ovopast, la pizzeria y rosticeria que quedaba en la zona 9, junto a donde entonces estaba el Supermercado La Puerta del Sol y donde ahora hay una tienda de equipo eléctrico.

Con mis padres salíamos del supermercado y pasábamos comprando una pizza que comíamos en casa. No muy lejos de esa fecha, debo haber probado la de Vesubio, que íbamos a comprar a su restaurante original en la zona 4, que todavía existe. Generalmente, cuando levaba pizza, mi padre cantaba una canción de Dean Martin que decía: When the moon hits your eye/like a big pizza pie/ that´s amore. Y a principios de los 90 también me gustaba mucho la de hongos de un lugar que ya no existe y que se llamaba Boloña.

A mí, las pizzas me atraparon desde aquellos primeros momentos. Aunque no hago la masa, me gusta mucho pensar en las combinaciones y tengo mis favoritas. Aveces las hago con salsa, y aveces las preparo con tomates rodajados. Mis preferidas, que elaboro en casa son: la de anchoas, que he descubierto que si uno mezcla las anchoas con el mozzarella, en vez de sólo esparcir los pececillos, es mejor;  la de flor de izote y la de lorocos (que, por recomendación de mi amiga Marialys, esta última es mejor con queso ricotta, que co nmozzarella); me gustan mucho la que hago con hongos Shitake y la de aceitunas negras; y también una con hojitas de berros. Sobre mis pizzas, aveces me gusta esparcir finas rodajas de aguacates.

En la ciudad de Guatemala, mis pizzas comerciales favoritas, en orden descendente, son: cualquiera de Pasta e Basta; y la Enzo y la Amore mio, del Vesubio de la carretera a El Salvador.

La pizza me gusta acompañada con cerveza, con vino tinto, con Coca-Cola, o con Grapette.


17
oct 11

Deliciosos chicos con “chicle”

Los chicos son unas de mis frutas favoritas; y, desde niño, algo que me gustaba mucho de aquellas frutas era encontrar la sustancia que servía para hacer chicles o goma de mascar. Los chicos de ahora, en su mayoría, no traen aquella goma por ser cruces cuyos cultivadores buscan tamaño y otras características.  Y no me extrañaría que la presencia de goma no sea una de aquellas.

Hace unos días, sin embargo, me topé con unos chicos riquísimos que, además, venían acompañados de abundante sustancia blanca que pude acumular entre mis dientes y disfrutar como lo hacía cuando era niño.

Esta goma, claro, es insabora; pero tiene suficiente consistencia como para que uno pueda imaginar como eran los chicles antes de que fueran hechos con goma artificial, en vez de con la extraída de las cortezas de los chicozapotes.

Cuando masco esta sustancia me acuerdo de mi viaje a El mirador y de aquella travesía por la selva en la que uno encuentra los chicozapotes marcados por los extractores de chicle; y de Guayacán, la novela de Virgilio Rodríguez Macal, que es acerca de las aventuras de los chicleros en la selva.

Aaaaaaaah, todo lo que desata un chico con chicle.


16
oct 11

¿Y si el gobierno fuera la causa de la delincuencia?

El cuate Edward Stringham escribe: Mi coautor John Levendis y yo investigamos datos de 63 países y consistentemente encontramos que las tasas más altas de homicidios están correlacionadas con “más gobierno”, (medido esto como niveles bajos de libertad económica).  Tal vez las personas deberían empezar a cuestionar el supuesto de que los gobiernos son creados para reducir la delincuencia.

Puedes bajar el estudio completo, aquí, en inglés.  Gracias a mi amigo, Ramón, por la pista.


16
oct 11

A 15 años de “La tragedia del Mateo Flores”

Hoy se cumplen 15 años de lo que se conoce como La tragedia del Mateo Flores.  Hace tres lustros, ochenta y tres personas murieron y más de docientas resultaron heridas, en la noche trágica del 16 de octubre de 1996, como consecuencia de golpes severos y asfixia, generados por la aglomeración de gente dentro del Estadio Mateo Flores donde había poco más de 45 mil aficionados. Dicho estadio, por cierto, tiene una capacidad máxima de 40 mil.

Esa noche yo estaba en mis tareas de editor de la sección de  Economía del diario Siglo 21 cuando en el radio que me acompañaba día y noche empecé a escuchar gritos. En ese tiempo, editores y reporteros usábamos radio y localizador. No usábamos teléfonos móviles, como es usual ahora, porque en aquellos entonces los móviles eran muy caros.

Como mí me molestaba mucho el ruido que hacían los radios yo  mantenía el mío con el volumen verdaderamente bajo. Por eso fue que me llamó mucho la atención el griterío de esa noche. Reporteros y editores de Deportes y Nacionales estaban tratando de transmitir y entender lo que estaba pasando en el estadio; y recuerdo, muy bien, lo impresionantes que eran las voces de alarma que reportaban que la gente estaba siendo aplastada.


15
oct 11

¡Carajo, la lluvia no para!

¡Carajo, la lluvia no para!

The day is cold, and dark, dreary;
it rains and the wind is never weary.

H. W. Longfellow


15
oct 11

A mí me da rabia…¿y a ti?

Hoy, que veo en la portada de El Periódico a la gente pasando un deslave y cuando leo acerca de las penas que pasa la gente, me da rabia.  Y me da más rabia cuando leo que la administración de Los Colom/Espada quiere más y más dinero, según ellos para enfrentar la emergencia.

¡Carajo!, si el año pasado hasta reunieron a los países amigos y les pidieron plata para enfrentar los daños de Agatha.  Y duarante todo el año no resolvieron nada y les agarró el invierno de 2011 y ¿qué pasó? A los daños que dejó Agatha se les sumaron los daños de este año.  ¡No jodan!  ¡Caterva de sinvergüenzas!

Los fenómenos naturales no pueden ser evitados; pero las tragedias humanas como consecuencia de la ineptitud, de la irresponsabilidad y de la corrupción sí.

Aprovechando el temporal, muchá: ¡Que un mal rayo los parta!  A ustedes, que por andarle metiendo dinero a la campaña electoral dejaron sin reparar carreteras y puentes.  A ustedes que construyen carreteras y puentes deshechables.  A ustedes que no dragaron.  A ustedes que insisten en hacer piñata con el dinero de los tributarios.  A ustedes que literalmente están hundiendo a los guatemaltecos.

Aprovechando el temporal, muchá:  ¡Que no puedan dormir por las noches!  Que las miradas de los niños con hambre les espanten el sueño.  Que las miradas de los ancianos enfermos  impidan dormir.  Que el desasosiego de los padres angustiados les hagan pasar malas, noches tras malas noches.  Que el clamor de toda la gente que pasa penas por causa de ustedes atormente sus noches.

Aprovechando el temporal, muchá, bájense de los todoterreno y de los helicópteros, dejen de pensar sólo en cómo se aferran al poder, dejen de desviar el dinero de los guatematlecos hacia sus cuentas personales -donde se les volverá sal-.  Dejen de hacer lo que hacen siempre y dejen que otros hagan.  Denle espacio a soluciones creativas, innovadoras y disruptivas.


14
oct 11

¿Y si tuviéramos qué celebrar?

Mientras que los anacrónicos celebraban el Día de la Raza, unos celebraban el de la hispanidad y otros el de la resistencia étnica.  Y, ¿cuál era el eje de los que festejaban la tercera conmemoración? La consabida caminata que estorba el tránsito en la ciudad de Guatemala y las cantaletas de siempre: No al neoliberalismo y no a la explotación minera, entre otras.

Cantaletas y todo, comparto dos de aquellas con la dirigencia indígena. Como libertario, comparto sus objeciones contra el neoliberalismo.  Un neoliberal favorece los tratados de comercio como el DR-CAFTA;  pero un libertario prefiere la eliminación unilateral de aduanas.  Un neoliberal favorece la dolarización; pero un libertario prefiere la libre elección de monedas.  Un neoliberal favorece las privatizaciones monopólicas de empresas estatales; pero un libertario prefiere la desmonopolización y la liberalización del mercado. Al neoliberal le entusiasma el flat tax; pero el libertario prefiere el poll tax.  Un neoliberal propondría eliminar las exenciones del ISR; pero un libertario eliminaría ese impuesto a los rendimientos del capital. Un neoliberal sigue las directrices del FMI; mientras que un libertario cerraría aquella organización.

Con respecto de la minería, estoy de acuerdo con la consigna; pero con un caveat: Yo diría que No a la minería estatizada.  Lo ideal, diría yo, es que en lugar de que el Estado fuera dueño del subsuelo y de sus productos, los propietarios del suelo fueran propietarios de lo que hay debajo de él.

Para desgracia de los más pobres, la legislación guatemalteca refleja la tradición colectivista y estatista de las leyes coloniales y privó de la propiedad del subsuelo y de sus productos, a los dueños del suelo.  Como consecuencia de ello hay un divorcio y un abismo profundo entre los intereses de los políticos socialistas y sus funcionarios, y los de quienes deberían enriquecerse con el oro, el petróleo, la plata y otras maravillas que hay bajo sus propiedades.

Muchos de los problemas de la pobreza, y ciertamente que los problemas de conflictividad, se resolverían si, por medio de títulos de usufructo, a la gente se le pudiera garantizar su derecho a lo que hay en el subsuelo. Así, el oro y el petróleo, por ejemplo, no serían de quienes controlan el Estado, ni de las transnacionales, sino de la gente. Y la gente decidiría si vende su derecho, o cede su control, o no.

Así, sí tendríamos qué celebrar.

Columna publicada en El Periódico.


13
oct 11

Ley contra el robo de teléfonos móviles

El martes tuve una discusión, en Facebook, con cuates que están promoviendo una ley contra el robo de teléfonos móviles y contra las extorsiones.  Si me escribes a roark61@gmail.com te mando una copia de la propuesta.

La discusión comenzó porque uno de ellos dijo que el que se opone a aquella iniciativa es porque es parte del crimen organizado.  Argumento falaz y tremendista por la misma razón que quienes nos denunciamos  la ley antiadopciones no somos robaniños; y los que nos cuestionamos las escuelas estatizadas no somos enemigos de la educación.  No voy a abundar; pero supongo que es fácil cachar en qué consisten la falacia y el tremendismo.

La iniciativa 4306 me incomoda porque levanta expectativas irreales.  Argumenta que el robo de móviles y las extorsiones van a cesar si hay una ley específica para aquellos ilícitos.  Pero el problema, en Guatemala, no es la falta de leyes específicas, sino el incumplimiento de las leyes generales que hay.

El Código Penal ya castiga el robo y la extorsión.  La policía (y, ¿quién no?) sabe exactamente en dónde es que operan (todos los días y a toda horas, casi sin ser molestados) los ladrones de móviles y los extorsionistas.  Lo que pasa es que no se persigue a los ladrones, y si se los persigue no se los procesa.  Si se los procesa no van a dar a la cárcel. Si van presos, no es por mucho tiempo, o desde prisión (bajo las narices de  las autoridades, hazme el favor) extorsionan.  Yo digo que lo que hay que hacer es cumplir con las leyes que ya existen y que todo lo demás son papas y panes pintados.

Estoy de acuerdo, sin embargo, en que un par de delitos para los operadores (porque hay mara llevada por mal), no estarían de más.  La verdad es que los operadores deberían sentirse obligados moralmente, con su clientela, a no reactivar teléfonos de dudosa procedencia.  Y que bueno sería que no hubiera necesidad de llegar al punto de tener que coaccionarlos. Empero, sus clientes ya les tuvimos suficiente paciencia.

No dudo de la buena intención de quienes promueven la iniciativa citada; pero si queremos combatir los robos y las extorsiones, debe haber una relación directamente proporcional entre el objetivo que perseguimos y los medios que usamos.  Y digo que es más efectivo aplicar las leyes que ya hay, que multiplicar las leyes que no van a ser aplicadas.  El problema, entre nosotros, y lo que debemos resolver es la impunidad. La im-pu-ni-dad

Los siento, muchá, pero este asunto requiere una solución de fondo…no una ley más.


13
oct 11

HacksHackers: free software y herramientas para periodistas

El capítulo local de HacksHackers, una organización mundial cuya misión es difundir el conocimiento, la información y las ideas, llevará a cabo este sábado, 15 de octubre a las 9:00 a.m. en el Campus Tecnológico, Ruta 2 3-63, zona 4, 4ª Norte, Guatemala.

En el taller se darán a conocer distintas herramientas tecnológicas para periodistas. La actividad contará con la participación de la comunidad de Software Libre, Plaza Pública, Campus Tecnológico y Creative Commons Guatemala. La entrada es gratuita.


13
oct 11

¡Feliz cumpleaños a Margaret Thatcher!

Hoy es el cumpleaños de  Margaret Tatcher!, y me enteré por el cuate @jhchidalgo.  Como le tengo mucha admiración a La dama de hierro celebro el aniversario de su natalicio con Margaret Thatcher: A Portrait of The Iron Lady, conferencia dictada, en Guatemala, por John Blundell. También con Margaret Thatcher: A Conversation About The Iron Lady.

La foto es el autógrafo que tengo de la señora Tatcher.


13
oct 11

¡Ya funciona mi BB, todo el orbe cante!

Después de haber pasado como tres días en calidad de Black Bean, mi BB ya funciona bien. ¡Todo el orbe cante!

Durante el apagón, el servicio de Blackberry fue objeto de numerosas bromas y bueno…espero que ya todo haya pasado.


13
oct 11

Un colibrí en mi romero

A este colibrí lo encontré libando el néctar de las flores azules de mi romero.

Las flores del romero,
niña Isabel,
hoy son flores azules,
mañana serán miel…

Luis de Góngora


12
oct 11

El cambio de costumbres

In illo tempore, y siguiendo las costumbres españolas, los chapines tomaban anís.  Lo que los guatemaltecos le ofrecían a las visitas era anís, o jeréz.  Cuando Guatemala se afrancesó, a mediados del siglo XVIII y principios del XX, se abandonaron aquellas bebidas y fueron sustituidas por el más fashionable cognac.  Otra gran revolución ocurrió a mediados del siglo XX cuando la II Guerra Mundial trajo soldados y costumbres estadounidenses, por lo que la bebida de moda pasó a ser el whisky; aunque en los hogares también se ofrecía el más humilde ron.  Hasta antes de los años 90, casi nadie ofrecía vino; pero ahora el vino se ha establecido en la cultura chapina con entusiasmo.

¿Será que estamos frente a otra revolución? ¿Qué toman los jóvenes, ahora? Toman Quetzalteca con rosa de Jamaica mezclada con Jägermeister, seguida de Red Bull.