Sigue acoso a judíos en San Juan La Laguna

Antisemitism_in_Berlin_1933

 ¡Ustedes mataron a Jesús!, les han gritado en las calles.  Hay personas que les han tirado a los perros al grito de ¡Jule, jule!  Los han sacado a empujones de algunos negocios y les tiran piedras.  Hay quienes  hna puesto fotos de Hitler y les dicen que los quemarán en hornos.  Los agresores rompen los vidrios de las casas en las que habitan.

Esto no les ocurre a los judíos en Belín, en noviembre de 1938 durante la Kristallnacht; le ocurre a un grupo de judíos en la población cristiana y kackchiquel de San Juan La Laguna.

No es la mayoría del pueblo la que está contra su presencia, sino que es sólo un grupo; pero el alcalde de San Juan les pidió una lista de todos los judíos que hay en el pueblo e  indicó que le dio el plazo de un mes para que abandonen el lugar.  Bien democrático, el munícipe dice que es la población que da el dictámen.

La foto es por Por David Shapinsky (Flickr) [Public domain], undefined

Comments

comments

5 comments

  1. Lázaro Chacón

    Buen ejemplo de civismo, tolerancia e igualdad ante la ley, a ver si a los delincuentes les van a dar el mismo plazo para que se retiren, o a esos si les tienen miedo? Ojalá sean tan exigentes con la limpieza y el ornato de su pueblo

  2. Gente ignorante lleva al poder a gente ignorante. La PDH debería actuar de oficio y amonestar a este “alcalde”, representante del pueblo.

  3. Geraldine Pearse

    Como siempre la ignorancia y el miedo a lo desconocido predominando. ¿De dónde salieron estas personas y cómo llegaron a ese lugar? Yo estoy atrasada en noticias.
    Por cierto, fotos de Hitler y amenazas de que los quemarán en hornos no me parece algo del conocimiento del pueblo de San Juan la Laguna, No me cuadra.

  4. Etuardo López

    No todos los que odian a los judíos son cristianos, así que sustentar el odio judío en el teatral “Ustedes mataron a Jesús” no alcanza ni remotamente para explicar el antisemitismo.

    Lo interesante de este tema es que se esperaría que un pueblo que ha sufrido la discriminación y ha sufrido mucho por la opresión de otros pueblos entienda que sacar de su casa y arrebatar las tierras a otro pueblo “no se vale”.

    Tal el caso de los indígenas de Atitlán contra los judíos, tal el caso de los judíos contra los palestinos. Ambos pueblos que, antes que cualquier elemento cultural, presentan el rostro de la persecución.

    Parece que el mensaje final es: la discriminación sólo es mala y detestable cuando la sufro yo, pero es perfectamente lícito que la sufra otro.

    De todas maneras, relacionar la Kristallnacht con lo que está pasando en Atitlán está completamente fuera de lugar:

    1. Ni el problema del pretendido desalojo de judíos en Atitlán es una política de estado
    2. Ni existe una aniquilación sistemática de judíos en Guatemala
    3. Ni la mayoría de la población, como sí pasó en Alemania, está de acuerdo con la expulsión de los judíos
    4. Ni existe la posibilidad real de que los judíos de Atitlán sean expulsados.

    Es verdad que citar la Kristallnacht ilustra, a la manera que un niño de primaria pegaría un recorte en su tarea, el tema del antisemitismo (y sus extremos). Pero antes me parece que lo que está pasando en Atitlán tiene más que ver con el modelo discriminatorio vernáculo chapín (donde TODOS nos discriminamos unos a otros) que con los procesos particulares de la alemania de principios del siglo pasado.

    El peligro (y lo desatinado) de relacionar un lío de vecindonas revoltosas en Atitlán con el programa estatal de aniquilamiento alemán, no es sólo sobredimensionar y redefinir tendenciosamente un problema particular y limitado, sino victimizar y criminalizar a dos colectivos llevando sus querellas y malentendidos a niveles de lucha histórica, cuando la realidad parece ser que a los habitantes de Atitlán tienen problemas con los judíos simplemente porque actúan de manera “rara”, se bañan desnudos, y las mujeres andan más envueltas que tamalitos de chipilín.
    Son diferentes, son “raros” para la cultura del lugar, necesariamente la ignorancia produce el mecanismo de defensa del miedo que se racionaliza como discriminación. Lo mismo pasaría si en vez de judíos fueran cualquier otro pueblo de costumbres tan diferentes al pueblo de Atitlán.

    Yo me pregunto: si fuera una comunidad palestina, una comunidad hindú, una comunidad garífuna la discriminada ¿llevaríamos este problema a tan áridos y extensos terrenos?

  5. El dia de ayer 3 de agosto 2014 en visita en San Juan la Laguna vi a varios de estos personajes caminando en el pueblo.
    Hoy lunes ingrese al internet y busque informacion de este grupo.

    SORPRESA, es una secta que salio huyendo del Canada hacia Guatemala. En su trayecto su vuelo pasaba por Trinidad y Tobago donde fueron detenidos. Pues parece que la comunidad de Atitlan tenian toda la razon para oponerse a este grupo ya que son acusados de secuestros de menores.

    Lean y informencen

    http://failedmessiah.typepad.com/failed_messiahcom/2014/03/lev-tahor-members-refuse-to-return-to-canada-try-to-mislead-immigration-authorities-789.html

    Solo en Guatemala un pais sin leyes encontrarian impunidad este culto. Lean los articulo que aparecen en internet